Drouot.com>Artes del mundo

Artes del mundo

En el top ten de las subastas, las artes primitivas no son las últimas. Ya se llamen "artes primitivas" o "artes tribales", estos tesoros de arte africano, americano y oceánico que se venden en subasta han fascinado a los coleccionistas, de andré breton a pablo picasso, de pierre vérité a jacques kerchache, que contribuyó a llevar al louvre en 2000 las producciones de estos pueblos considerados "sin escritura y sin historia", en previsión de la apertura del museo quai branly de parís. "las obras maestras de todo el mundo nacen libres e iguales", decía este entusiasta de estos objetos mágicos procedentes de los cuatro puntos cardinales: áfrica (costa de marfil, república del congo, república democrática del congo, nigeria, angola, burkina-faso, gabón, madagascar...), oceanía (papúa nueva guinea, islas marquesas, islas cook, islas salomón, nueva zelanda, polinesia...) Las américas (taínos de las islas del caribe, inuit del golfo de alaska) e insulinde (borneo, indonesia...). Aunque tardaron en adquirir el rango de obras de arte, desde el año 2000, las artes primitivas han sido el centro de las subastas en línea (sagradas), ya sean máscaras dogón, estatuas fang o figuras relicario mbulu ngulu kota; colgantes maoríes o esculturas esquimales...

Ver más

Lotes recomendados

A RARE AND MASSIVE CEREMONIAL SLIT DRUM, GARAMUT, SEPIK RIVER REGION - UN TAMBOR CEREMONIAL RARO Y MASIVO, GARAMUT, REGIÓN DEL RÍO SEPIK Opinión: Este tambor ceremonial fue retirado de su lugar original, donde una vez tuvo una importancia capital, por uno de los más respetados estudiosos del arte melanesio, Peter Hallinan. Durante sus numerosos estudios de campo en Papúa Nueva Guinea, Hallinan vivía durante muchos meses entre los aldeanos cuya cultura e historia solía estudiar. Tres fotografías históricas extremadamente raras, tomadas por Peter Hallinan, cuyas copias acompañan a este lote, muestran el apoyo que recibió de los aldeanos locales cuando adquirió el presente tambor hendido. Papúa Nueva Guinea, Kadovar, siglo XIX a principios del XX. El tambor, largo y cilíndrico, está bien tallado en los lados en bajo relieve con motivos geométricos y diseños tradicionales, y en los extremos en alto relieve con una figura conocida como Kandimbang, un espíritu protector. La madera es de un atractivo grano y color. Procedencia: De la colección de Peter Hallinan, recogida en el campo y llevada a Australia en la década de 1970. De la colección de Tony Bingham, adquirida a partir de lo anterior. Acompañan a este lote una copia de una ilustración del tambor realizada por Peter Hallinan con notas sobre la decoración, así como copias de tres fotografías tomadas por Peter Hallinan de la extracción del garamut de Kadovar. Peter Hallinan (1938-2015) fue un importante estudioso estadounidense del arte tribal, que llegó a Australia a principios de la década de 1960 para ampliar sus conocimientos sobre las culturas oceánicas. Durante los 25 años siguientes, Hallinan realizó 26 expediciones sobre el terreno a Papúa Nueva Guinea, recogiendo y documentando el arte melanesio. En la década de 1990, Sotheby's llevó a cabo varias ventas de la vasta colección de Peter Hallinan, que estuvieron entre las mayores ventas de arte tribal de la época. Tony Bingham es un comerciante jubilado de instrumentos musicales antiguos. Él y su esposa Irene abrieron varias tiendas en Londres a partir de la década de 1960, donde vendieron instrumentos antiguos a museos, coleccionistas privados y músicos, durante más de 40 años. Bingham también publicó varios libros sobre la historia de los instrumentos musicales, entre ellos The New Langwill Index, A Dictionary of Musical Wind-Instrument Makers and Inventors. Estado: Muy buen estado de conservación, con desgaste por el paso del tiempo, grietas naturales de la edad, algunas deformaciones relacionadas con la humedad en la madera, signos de envejecimiento y erosión, pequeñas pérdidas, mellas, arañazos, restos de pigmento. Peso: unos 65 kg Dimensiones: Longitud 215 cm Tallado en un árbol talado, el tambor de hendidura o garamut es el instrumento más importante de la región del río Sepik. Se graba y pinta en diferentes etapas y se guarda en la casa ritual de los hombres para ceremonias como las iniciaciones masculinas. Los habitantes de la zona de Sepik entienden el sonido del tambor como su "voz". Esta voz puede transportar largas distancias para anunciar reuniones, llamar a personas, hacer advertencias e incluso contactar con los pueblos vecinos. La comunicación se produce a través de una compleja serie de ritmos y tonos golpeados con un palo de madera por un hombre iniciado. Más que un instrumento, este tambor es fundamental en la vida de toda la comunidad. Kadovar es una isla volcánica de Papúa, al noreste de la isla mucho más grande de Nueva Guinea. El primer avistamiento de Kadovar del que se tiene constancia por parte de los europeos fue el del navegante español Ynigo Ortiz de Retez, el 21 de julio de 1545, cuando estaba a bordo del carruaje San Juan intentando regresar de Tidore a Nueva España. En 1700 se informó de la existencia de humo, posiblemente procedente de una erupción. Hubo otros indicios de posibles erupciones inminentes en 1976 y 1981. Los habitantes de la isla fueron evacuados a la cercana isla de Blup Blup en 1976. Probablemente fue en torno a la evacuación de 1976 cuando Peter Hallinan hizo retirar el tambor actual . Según las notas de Peter Hallinan, la decoración hacia los extremos del tambor se conoce como "kajak" y es un diseño que se ve en los peines, mientras que el siguiente patrón representa el cuerpo de un hombre flanqueado por nubes o alas, seguido de caras de espíritus, probablemente "nibek", y un motivo central de estrella de la mañana. Comparación bibliográfica: Compárese un garamut estrechamente relacionado, fechado en el siglo XX, en la colección del Instituto de Arte de Minneapolis, número de acceso 93.12. Compárese un garamut relacionado, fechado entre finales del siglo XVIII y el siglo XIX, en la colección del Museo Bowers de Santa Ana, California, Estados Unidos, número de acceso 2004.64.1.

Valorac. 4.000 - 8.000 EUR

ARTS D'AFRIQUE NOIRE. 26 fascicules + 2 ouvrages. - Ushebti del Antiguo Egipto. Imperio Nuevo, ca.1550 AC-1070 AC. Granodiorita. Procedencia: Colección privada francesa. Tiene una rotura en la parte delantera de los pies. Medidas: 28,5 cm (altura); 34,5 cm (altura con soporte). Los ushebtis, término egipcio que significa "los que responden", son pequeñas estatuillas que, en el Antiguo Egipto, se colocaban en las tumbas como parte del ajuar funerario del difunto, y cuya función era sustituirlo en las labores que debía realizar en el Más Allá. Los ushabties que se colocaban en el ajuar consistían en 365 figuras, una por cada día del año. Además, se podían añadir 36 capataces, que comandaban cada una de las cuadrillas compuestas por 10 trabajadores. La mayoría eran de cerámica, madera o piedra, aunque en las tumbas más ricas podían encontrarse talladas en lapislázuli. Los ejemplos más antiguos que se conservan proceden del Reino Medio, aunque se pueden encontrar referencias a ellos en textos de finales del Imperio Antiguo. Después de los escarabajos sagrados, los ushebtis son las piezas más numerosas y posiblemente las más características del arte egipcio que han llegado hasta nuestros días. A lo largo de los tiempos han tenido siempre la misma función en el ámbito religioso, pero mientras que durante el Reino Medio se concebían como una representación de su dueño ante Osiris en las labores de labranza en el reino de las sombras, réplicas del difunto, a partir del Reino Nuevo pasaron a ser vistos como sus sirvientes o esclavos, y se fabricaron en grandes cantidades. La loza es un material cerámico de acabado vítreo muy utilizado en el Antiguo Egipto para realizar pequeñas estatuas, amuletos, etc. ya que su gama cromática podía imitar a piedras más caras como el lapislázuli.

Valorac. 25.000 - 30.000 EUR

A Bamana Mask, "suruku" - Máscara de hiena, "suruku" Bamana, Mali Ohne Sockel / sin base Madera, cuerda. H 28 cm. Procedencia: - según H. y M. Zimmer: Galerie Arno Henseler, Múnich (años 70). - Helmut (1931-2021) y Marianne Zimmer, Zúrich. Teniendo en cuenta las diferencias locales y siendo conscientes de los cambios a lo largo del tiempo, el orden socio-religioso tradicional de la sociedad bamana puede dividirse en sucesivas sociedades secretas (jow), en las que los miembros accedían a las reglas y conocimientos de la tribu mediante la iniciación en función de su edad o madurez. Cada uno de estos pactos conoció su propio ser de máscara claramente diferenciado. Ntomo Ciclo de siete años, similar al de la escuela primaria, para niñas y niños a partir de los siete años, dividido en clases (leones, sapos, pájaros, gallinas de Guinea y perros). Las máscaras Ntomo aparecían en la estación seca durante los desplazamientos de los iniciados de pueblo en pueblo y tenían como característica común la estructura vertical sobre un rostro antropomorfo, cuyo número de cuernos indicaba el sexo de la máscara. La boca relativamente discreta indica la enseñanza más importante del Ntomo, el control de la palabra y el valor del silencio. Korè Korè era la continuación de Ntomo y marcaba la transición de la adolescencia a la edad adulta. Los novicios, de entre 14 y 21 años, sufrían una muerte ritual seguida de la resurrección. En el campamento de la selva se impartían clases (de leones, hienas y monos), por ejemplo, sobre la fe, la curación, la sexualidad, los ciclos vitales o la caza. Las máscaras korè representaban los animales simbólicos de la clase respectiva, y aparecían anualmente al final de la estación seca y con motivo de los funerales. Jo Una asociación de iniciación más común en la zona sur, similar a la Ntomo y la Korè, que también estaba abierta a las jóvenes. Los iniciados salían a los alrededores y representaban las canciones y danzas que habían aprendido, y algunos de estos grupos incorporaban a la acción figuras femeninas talladas en madera (jo nyeleni). Tras esta formación inicial con una finalidad más educativa, los bamana eran libres de realizar nuevas iniciaciones en asociaciones masculinas o femeninas, como el komò, el kònò, el ci-wara y muchas más, todas ellas con funciones específicas dentro de la sociedad bamana. Más información: Colleyn, Jean-Paul (2001). Bamana, arte africano de Malí. Zúrich: Museo Rietberg. --------------------------------------------------------------- No dude en ponerse en contacto con nosotros para cualquier pregunta que pueda tener sobre este lote (traducciones, vistas adicionales, informe de estado, etc.). CHF 1 500 / 3 000 EUR 1 500 / 3 000

Valorac. 1.500 - 3.000 CHF

ARTS PREMIERS. 3 ouvrages. - Ushebti para el supervisor de los graneros, Djedkhonsu-iwf-ankh. Antiguo Egipto, Deir el Bahar, Tercer Periodo Intermedio, Dinastía XXI, 1070 - 945 a.C. Fayyza. Procedencia: Colección privada, Francia, 1970 - 1980. Excavada por Herbert Winlock en Deir el-Bahri. La columna de texto jeroglífico se traduce como: "El Osiris, supervisor de los graneros, Djedkhonsu-iwf-ankh, justificado". Intacto. Medidas: 10,5 cm (ushebti); 13 cm (altura con soporte). Fabricado en loza, este ushebti tiene forma de figura humana de pie, con los rasgos y otros detalles resaltados en negro. Lleva la típica peluca egipcia tripartita sujeta con una cinta, y está envuelta en un sudario que deja los brazos fuera, cruzándolos sobre el pecho y sosteniendo emblemas de poder en las manos. Sobre el vientre y las piernas está escrito en jeroglíficos un texto que se traduciría como "El Osiris, supervisor de los graneros, Djedkhonsu-iwf-ankh, justificado". Los ushebtis, término egipcio que significa 'los que responden', son pequeñas estatuillas que, en el antiguo Egipto, se colocaban en las tumbas como parte del ajuar funerario del difunto, y cuya función era sustituirlo en el trabajo que debía realizar en el Más Allá. Los ushabties colocados en el ajuar funerario constaban de 365 figuras, una por cada día del año. Además, se podían añadir 36 capataces, que comandaban cada una de las cuadrillas compuestas por 10 trabajadores. La mayoría eran de cerámica, madera o piedra, aunque en las tumbas más ricas podían encontrarse talladas en lapislázuli. Los ejemplos más antiguos que se conservan proceden del Reino Medio, aunque hay referencias a ellos en textos de finales del Imperio Antiguo. Después de los escarabajos sagrados, los ushebtis son las piezas más numerosas y posiblemente las más características del arte egipcio que han llegado hasta nuestros días. A lo largo de los tiempos han tenido siempre la misma función en el ámbito religioso, pero mientras que durante el Reino Medio se concebían como una representación de su dueño ante Osiris en las labores de labranza en el reino de las sombras, réplicas del difunto, a partir del Reino Nuevo pasaron a ser vistos como sus sirvientes o esclavos, y se fabricaron en grandes cantidades. La loza es un material cerámico de acabado vítreo muy utilizado en el Antiguo Egipto para realizar pequeñas estatuas, amuletos, etc. porque su gama cromática podía imitar a piedras más caras como el lapislázuli.

Valorac. 8.000 - 8.500 EUR